Practicar deporte en invierno

Practicar deporte en invierno

Cuando llega el invierno en general somos más perezosos a la hora de practicar deporte al aire libre y mucha gente aparca su actividad física hasta que comienzan de nuevo a subir las temperaturas. Desde Farmacia Sarasketa, donde siempre apostamos por el deporte y la actividad física de alto rendimiento para mantener nuestro cuerpo y mente en buena forma, os animamos a que no abandonéis el deporte durante los meses más fríos del año, sino todo lo contrario, ya que nuestra salud cardiovascular puede resentirse.

Además, la práctica de deporte en invierno tiene grandes beneficios:

  • En invierno se queman más calorías al realizar actividad física, ya que nuestra temperatura corporal es más baja y debemos hacer un esfuerzo mayor para recuperar el calor. Además nuestros músculos están más contraídos y el esfuerzo físico para activarlos es mayor, por lo que se consumen más calorías.
  • El ejercicio físico, como en cualquier otra época del año, mejora nuestra capacidad cardiovascular, pulmonar y muscular.
  • Mejora el sistema inmune, tan necesario en época de frío, donde la propensión a padecer gripe, catarros, etc. es mayor debida a las bajas temperaturas.
  • Mejora nuestra hidratación. En invierno sentimos menos necesidad de beber, ya que las temperaturas son bajas y no sudamos. Con la práctica de deporte, volvemos a sentir la necesidad de hidratarnos y el cuerpo lo agradece.
  • Mejora el ánimo, que en invierno suele tender a ser más apático debido a la escasez de luz, calor, etc. El deporte libera endorfinas, que son de mucha ayuda en invierno para sentirnos activos, relajados y contentos.
  • Podemos aprovechar para realizar deportes que no es posible realizar en otras épocas de año, como el ski, snowboard, patinaje sobre hielo, etc.

Desde Farmacia Sarasketa lo que sí recomendamos siempre es practicar deporte de forma saludable y segura. Por ello os recordamos los consejos que siempre se suelen dar antes de realizar deporte con bajas temperaturas:

  • Realizar calentamientos y estiramientos más largos(10-15 minutos), ya que los músculos están más entumecidos por el frío.
  • Protegernos adecuadamente del frío: sobre todo la cabeza y el cuello, que es por donde se pierde más calor. Si se realizan deportes de nieve, debemos utilizar un buen protector solar para evitar quemaduras que se pueden producir por el reflejo del sol en la nieve.
  • Llevar ropa adecuada: lo ideal son 3 capas: la primera que absorba el sudor, la segunda térmica y la tercera impermeable.
  • Antes de comenzar a hacer ejercicio es importante alimentarse bien, tomando un buen desayuno completo que incluya cereales, leche y frutas.

Por todo lo anterior, y porque tu cuerpo te lo agradecerá, te animamos a salir de casa y hacer deporte también en invierno. Zure osasunak eskertuko dizu!

 



A %d blogueros les gusta esto: